Nemi y la Familia González – Azul Alzaga
septiembre 4, 2017
Estos son los pescados más saludables (para ti y el planeta)
septiembre 11, 2017

El calamar gigante: un digno representante de la pesca responsable

El calamar gigante tiene un alto contenido nutricional pues ofrece vitaminas A, B y D, proteínas de fácil digestión, y taurina, un aminoácido que suprime la acumulación de colesterol en el cuerpo, por lo que lo vuelve el favorito para muchos.

La pesca del calamar gigante (Dosidicus gigas) se considera como una valiosa actividad económica en el noroeste de México, principalmente en las costas de la Península de Baja California, en Sinaloa y Sonora.

Su captura resulta muy interesante debido a su comportamiento y su fototropismo positivo, pues su pesca se realiza por las noches con una potera (instrumento parecido a un anzuelo en forma de candelabro que fabrican los propios pescadores) y con la ayuda de luces para atraer su atención en la superficie del mar. Se dice que esta práctica es todo un arte de pesca que no requiere carnada, pues sólo hacen uso de la luminiscencia.

La temporada de pesca se alterna con la del camarón, es decir, casi todo el año. Cuando los rendimientos de la pesca del camarón disminuyen hacia los meses de diciembre y enero, los barcos camaroneros se adaptan con sistemas de pesca para el calamar gigante, y a su vez, cuando la temporada de camarón del Pacífico Mexicano inicia, entonces la presión de pesca sobre el calamar disminuye. El promedio de la talla del calamar gigante es de 30 a 50 cm de longitud.

Su captura permite una recaudación de más de 75.2 millones de pesos anuales de acuerdo al Instituto Nacional de Acuacultura y Pesca (INAPESCA), lo que genera más de 3,500 empleos directos e indirectos por ocho meses al año. Por lo que no sólo es rico en nutrimentos y sabor, sino que además genera riqueza de trabajo en las personas de la zona costera.

Este cefalópodo (pariente del pulpo) se consume en la forma de filete de su manto o cuerpo, tentáculo y aleta, o en embutidos y enlatados (como una presentación más innovadora y llamativa); sin embargo es un ingrediente exquisito ya sea preparado en trozos, en su tinta o a la mexicana. ¡Simplemente un enorme manjar exótico del mar!
Referente a la cadena de frío, los pescadores de playa utilizan hielo para la conservación del calamar, mientras que las embarcaciones cuentan con bodega de congelación para que el producto conserve su frescura y sus aportaciones nutrimentales y culinarias.

El calamar gigante es una especie aprobada por la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (si quieres saber qué otras especies están aprobadas visita nuestra página web), por lo que su consumo no sólo procura el bienestar de sus comunidades sino que es una especie que apoya la economía nacional por sus exportaciones, y que se extrae de forma responsable por lo que forma parte de la iniciativa #PescaConFuturo.

Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *